Cuidar tu establecimiento como el tesoro que es, a veces produce recelo a la hora de dejarlo en manos de agencias de gestión. Porque sientes que es tu casa y la mantienes en condiciones óptimas y esa gran labor se puede pasar por alto fácilmente si sólo nos enfocamos a resultados y estadísticas.

Si quieres seguir de cerca los pequeños detalles, la correcta organización del servicio que quieres ofrecer pero la supervisión continua del correo, del planning y de las tareas administrativas no son tu fuerte, ahora puedes dedicarte a lo que realmente te gusta y contar con nuestra apoyo para lo que necesitas .Tú eliges la cantidad de ayuda que necesitas: desde el impulso para conseguir reservas adicionales, pasando por el asesoramiento Revenue en la modalidad que prefieras, hasta la gestión integral de tus reservas, el inventario o planning. En esta última modalidad no tendrás que preocuparte por hacerte entender ya que atenderemos personalmente a los clientes en su idioma (Call Center), responderemos a las peticiones por ti y las transformaremos en reservas, controlaremos los depósitos, elaboraremos los listados diarios, presentaremos los partes de viajeros y todo cuanto nos solicites para que tu tengas tiempo de prestar atención a lo que más te gusta.

La falta de conocimientos y costumbre en el trato al cliente según su procedencia, provocan situaciones incómodas e incluso quejas que se hubieran podido evitar. Para realizar un buen servicio hace falta conocer las necesidades de cada situación. Ayuda en las tareas, junto con confianza, respeto y continua comunicación con el cliente es el pilar para establecer el vínculo profesional que necesitas. Sin olvidar, que contarás con un equipo humano responsable y trabajador, que en todo momento tiene en mente cuidar de los detalles, y saber mimar el tesoro del que hablábamos al principio.

Lo que más destacan los propietarios que han confiado durante estos 16 años en nosotros son la confianza, flexibilidad, puntualidad y eficiencia. Sienten que están en buenas manos y la tranquilidad no tiene precio. Por nuestra parte les queremos agradecer que hayan confiado en nosotros y que nos hayan hecho sentir de “la casa” o de la familia como ellos mismos expresan.